lunes

11.5.15


De mi militancia política hasta ahora solo he sacado algo en claro:
Los partidos políticos son como los restaurantes, probablemente si visitas su cocina ya no querrás comer en ellos.

2 comentarios:

L.C. dijo...

Me alegro que lo veas y que tengas estómago

Anónimo dijo...

y te quedara cierto odio contra los cocineros y sus pinches.