lunes

11.5.15


De mi militancia política hasta ahora solo he sacado algo en claro:
Los partidos políticos son como los restaurantes, probablemente si visitas su cocina ya no querrás comer en ellos.