miércoles

25.3.15



Hay dos maneras de escribir: una es altisonante y trascendente, y anhela la admiración del lector; otra es irónica y mundana, y lo que busca es su complicidad.

Huelga decir que me gustaría escribir siempre de la primera manera, y que solo me rebajo a la segunda por falta de pericia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que cosas dices...
aunque reconozco que mereces la admiracion por lo riguroso, conciso y documentado las mas de las veces y que ironico y mundano no sueles parecer.